Protección Cabeza

Protec. Cabeza

El casco es el equipo de protección individual encargado de evitar los riesgos que amenazan la seguridad de la cabeza del operario. Lo habitual es que dichos riesgos sean de tipo mecánico, térmico o eléctrico.

La valoración de los posibles daños que pueden tener lugar en un determinado ambiente de trabajo debe ser lo más rigurosa posible. Es frecuente que la seguridad de la cabeza se vea expuesta a factores de riesgo como son golpes, caídas de objetos, excesivos calor o frío, presencia de elementos de tensión, contacto con las llamas, etc. La utilización del casco es de uso obligatorio durante el desarrollo de ciertas actividades profesionales y es muy recomendable en aquellos ambientes cuyos riesgos no pueden ser evitados con medios de protección colectiva.

Los equipos de protección para la cabeza deben ser elegidos aplicando criterios que tengan en cuenta los riesgos laborales a evitar. Actualmente hay disponibles en el mercado numerosos modelos de casos dentro de amplia gama de productos contenidos dentro de los equipos de protección individual.